TALLER DE EPILEPSIA Y EMPLEO, CASO REAL

TALLER DE EPILEPSIA Y EMPLEO

 

“Colocar a personas con discapacidad en el mundo laboral no es una obligación, es un aprendizaje”

 

14-08-015

Antes de contratar a una persona con discapacidad debemos conocer muy bien cuales son sus limitaciones, que discapacidad tiene y según lo que nos diga pensar si es apto para el trabajo en caso de ser seleccionado. No hay que quedarse con su discapacidad y sus problemas derivados de la epilepsia, sino por el perfil que busca el contratante para el puesto. Aunque hay que tener en cuenta sus características fisio-emocionales.

Si al final eres seleccionado, es porque el perfil que buscan es el adecuado, también porque normalmente las personas con epilepsia suelen tener un grado de minusvalía que les interesa a las empresas y sobretodo que están obligadas por la ley LISMY. En ése momento en el que te dicen que la persona con discapacidad es seleccionada, esa persona puede llevarse una alegría inmensa, pues tal y como está la cosa actualmente en España las personas con discapacidad están siendo muy perjudicadas en el mundo laboral.

Aquí empieza el periodo de prueba que llaman, un tiempo aproximadamente de un mes donde debes desarrollar tu trabajo lo mejor posible en la empresa para formar parte de ella, pero,¿y si tienes una discapacidad?, ¿y si tienes un problema de memoria por tu discapacidad?, el periodo de prueba es el mismo tiempo que el de tus compañeros, pero tu estás enfrentándote a dos barreras:

  1. Pasar lo mejor posible tu periodo de prueba
  2. Luchar contra tu memoria y esforzarte lo máximo posible en el trabajo

.Pero, ¿las empresas tienen verdaderamente en cuenta tu discapacidad en el periodo de prueba?, normalmente te colocan como uno mas de la plantilla sin pensar detenidamente donde estarás mas a gusto trabajando y sobretodo donde serás mas útil para la empresa.

Colocarte como uno más sin duda lo hacen, hay que integrar a todo tipo de personas en el mundo laboral, pero deben entender que las capacidades en el puesto de trabajo no serán o no estarán en algunos casos al mismo nivel que el resto y deben comprenderlo. Muchas veces, personas con epilepsia, tienen muchos problemas de memoria a corto plazo, se les olvidan muchas cosas, deben hacer un gran esfuerzo por recordar, por apuntar, por memorizar, es como una carrera intensiva, como un segundo trabajo dentro del trabajo en el que están, y eso se debe respetar estudiando muy bien su caso, dia a dia. Preguntando a la persona desde el primer dia como se encuentra en su puesto actual, si está comodo, que dificultades tiene, y en caso de tenerlas, el responsable no solo debe pensar en cambiarle de puesto, uno mas acorde a él/ella, sino hacerlo.

No se debe tener en cuenta solo los resultados de los trabajadores sino el esfuerzo y trabajo que ponen en ello, sobretodo en personas con dificultades añadidas.

Bajo mi punto de vista, las empresas hacen bien en realizar los periodods de prueba, deben saber si la persona es o no apta para el puesto, pero al contratar a una persona con discapacidad, por ley, deben contemplar que esa persona tendrá dificultades y deben hacer un esfuerzo por colocarla en el sitio mas adecuado y ver mas su rendimiento y sus ganas que sus dificultades. Normalmente las personas con discapacidad son muy disciplinadas en sus puestos de trabajo, sienten que pueden fallar en aspectos por su discapacidad y son tremendamente serias y responsables en su empleo, por lo que bajo mi punto de vista y experiencia, los responsables no deben confundir sus fallos en el trabajo por sus limitaciones por discapacidad a que sean fallos por falta de interés o esfuerzo.

Puedes encontrarte todo tipo de “frases” bajo mi punto de vista ignorantes de las empresas para acusarte de un bajo rendimiento profesional cuando lo que pasa es que tu discapacidad no permite que llegues hasta ciertos niveles de exigencia y que eso las empresas deberían de saber. Frases como: “tienes que ser mas rápido trabajando”, “a veces te quedas parado sin hacer nada”, ……normalmente muchas de estas criticas que bajo mi punto de vista deberían darse como refuerzos positivos y mas aun a personas con discapacidad, son injustas. He estado en varias ocasiones en empresas donde los responsables de personal son verdaderamente conscientes del problema que tienes, pero que una vez que comienzas a trabajar en la empresa, tu responsable no es muy consciente de ello, no le han informado sobre tus características y eso es un fallo de la empresa y de ti como persona con discapacidad. En todo momento y según veas oportuno debes comentarlo para que lo tengan muy en cuenta a la hora de verte trabajar.

Para terminar, los años pasan y aunque ya hay muchos cambios sigue habiendo problemas de ignorancia, discriminación escolar y laboral, y falta de interés de las empresas por conocer, contratar y dar oportunidades a personas con discapacidad. Las empresas siguen ciegas y deben entender que el calificativo de contrato por discapacidad” está mal, hacen un contrato a una persona que tiene multiples capacidades como los demás para muchas cosas, cosas que las empresas, repito deben saber ver y luego tiene “su discapacidad” en algún aspecto concreto (ya sea por problemas de memoria, ..), pues como responsable de recursos humanos, si le ves a la persona apta en general para el puesto, NO le coloques en trabajos que afectan a su discapacidad, pregúntale, observale trabajar, cambiale de puesto y no sólo verás lo bien que puede trabajar sino aprenderás mucho de él y de ti mismo.

 



Share This