Cómo mantener limpia tu pista de pádel en invierno

Pedro Torres

El pádel se ha convertido en uno de los deportes más practicados en los últimos años en
nuestro país. De hecho, es el tercer deporte más demandado en España, sin contar los
deportistas federados. Se estima que cerca de dos millones de españoles practican este
deporte en auge, según el Consejo Superior de Deportes. En este post descubrirás cómo mantener limpia tu pista de pádel en invierno.

El mantenimiento de una pista de pádel no es complejo, pero si no se cuida, el mal estado de la pista puede perjudicar en el juego. Además, unas buenas instalaciones pueden hacer más intensas, productivas y divertidas las horas de uso. Por ello, en esta época invernal junto con la época estival, hay que cuidar más si cabe los pequeños detalles para que nuestra pista esté limpia y perfecta para su uso en cualquier época del año.

Pista de pa´del

Tipos de suelo

La nieve o el hielo pueden poner en riesgo el tipo de suelo de nuestra pista, por ello, en caso
de nevada o helada, habrá que retirar cuánto antes esa capa para que no perjudique el estado
del césped, resina, hormigón o cemento. Una vez retirada la nieve y el hielo, habrá que realizar
una limpieza exhaustiva, para además de sanear la pista, eliminar cualquier hoja, semilla o
mala hierba que pueda descomponer nuestra pista.

Si la pista de pádel es de césped artificial, el cepillado es un factor fundamental a la hora de
mantener limpia tu pista. Se debe cepillar cada quince días a contrapelo para prevenir el
deterioro de la pista. Además, la humedad es muy importante a la hora de jugar en una pista.
Si no está bien cuidada, el bote de la bola será más pesado por la acumulación de agua que
puede haber en el suelo.

Por otro lado, la redistribución de la arena es clave para el porvenir del juego. Una mala
distribución de esta puede afectar al desgaste de la pista.

Después de haber limpiado a fondo la pista después de una nevada o helada, puede aparecer
manchas, pero con un detergente líquido y agua caliente saldrá sin problemas.

Cubiertas

Si nuestra pista tiene una cubierta, es aconsejable verificar su estado en caso de nevada. Hay
riesgo de desplome si la cubierta es débil y no puede soportar dicho peso. En caso de nevada
es recomendable retirar cuanto antes la nieve ya que la cubierta puede haberse dañado.

Paredes

Las paredes de las pistas de pádel pueden ser de cualquier material transparente como el
cristal u opaco como el ladrillo. Para su mantenimiento en caso de nevada o helada, debemos
limpiar y secar bien las paredes para que cuando empiece el juego las bolas no cojan humedad
y perjudiquen el bote.

Si las paredes son de cristal, la limpieza se realizará con detergentes y un limpia cristales y se
usarán escaleras para llegar a todos los rincones de la pista. Nuestras pistas están construidas
con los materiales adecuados para cualquier tipo de climatología.

Iluminación

Por último, el estado de las luces o focos puede verse alterado en caso de nevada o helada.
Para su buen funcionamiento debemos verificar su funcionamiento en caso de que se hayan
fundido o estropeado.

 

Post relacionados: ¿Cuáles son las lesiones más comunes en pádel?



Share This